Qué es el seguro de responsabilidad civil profesional para tasadores hipotecarios?

El artículo 1902 del Código Civil español establece que "el que por acción u omisión causa un daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado".

Es por tanto este precepto el que obliga al resarcimiento del daño producido a otros en cualquier ámbito de la actividad humana.

El seguro de responsabilidad civil nace con el objetivo de hacer frente a una posible reclamación de un tercero perjudicado, haciendo frente a la indemnización necesaria para la reparación del daño causado.

El seguro de responsabilidad civil profesional es una mera variante de este tipo de productos de seguro, orientado específicamente a proporcionar cobertura por posibles daños causados en el desempeño de actividades profesionales.

Particularidades

Las Tasaciones tienen que estar ajustadas a la normativa vigente en materia de tasaciones y valoraciones, Orden ECO805/2003, Orden EHA 3011/2007, Orden EHA 567/2008 y Real Decreto 1020/1993.

La actividad profesional de los técnicos tasadores, al igual que cualquier otra, no es inmune a las posibles reclamaciones de Responsabilidad Civil derivadas de un supuesto error profesional.

De hecho, en los últimos años en el caso de las tasaciones hipotecarias, es cada vez más frecuente que las entidades financieras, o los encargantes de la tasación, se decidan a reclamar contra los autores de la misma si el valor de la finca no coincide, en un momento posterior, con lo valorado inicialmente.

Las Sociedades de Tasación están obligadas por ley a disponer de un Seguro de Responsabilidad Civil, pero es habitual que el técnico tasador sea reclamado conjuntamente con la Sociedad de Tasación o que, en su caso, sea reclamado posteriormente en ejercicio de la acción de repetición. Las acciones ejercitadas contra los técnicos se fundarán en una supuesta responsabilidad extracontractual o contractual dependiendo de quién efectúe la reclamación.

Por otro lado la tasación inmobiliaria o valoración inmobiliaria realizada y firmada por un arquitecto técnico es válida para combatir o desvirtuar las valoraciones complementarias o paralelas realizadas por la administración autonomica en impuestos como el de Transmisiones Patrimoniales (ITP), el impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD) o en el impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD) e incluso instar la Tasación Pericial Contradictoria (TPC).