¿Qué debo valorar?

Aparte del evidente aspecto de la prima (coste del seguro), es importante valorar otras cuestiones de importancia vital a la hora de proceder a la contratación de un seguro de responsabilidad civil profesional, ya que de su contenido pueden derivarse importantes efectos a la hora de hacer uso de las coberturas:

Suma asegurada: Es la mÁxima indemnización a que estarÁ obligada a abonar la aseguradora en caso de producirse un siniestro.
La adecuada elección de dicho límite es un aspecto determinante en la elección del seguro, ya que la elección de importes excesivos o escasos podrían dar lugar respectivamente a situaciones de infraseguro o sobreseguro.

Franquicia: La suma dineraria que correrÁ a cargo del asegurado en caso de siniestro.

Coberturas: La selección de las coberturas dependerÁ de las necesidades específicas de cada asegurado, aunque la póliza debería incluir, al margen de la cobertura principal relativa a la responsabilidad civil profesional, la de defensa jurídica.

Actividad profesional: Resulta imprescindible una clara y completa definición de la actividad profesional desarrollada, bajo el riesgo de que el asegurador rechace en caso de siniestro la cobertura de ciertas actividades cuando éstas no se hayan suficientemente definidas o no se hayan mencionado en la póliza.

Exclusiones: Por lo general se excluyen del Ámbito de cobertura los daños propios, los actos fraudulentos o maliciosos, las multas y sanciones y la responsabilidad civil contractual (perjuicios causados como consecuencia de incumplimientos contractuales).

Retroactividad: Es la garantía mediante la cual se cubren reclamaciones de terceros que tengan su origen en trabajos realizados con anterioridad a la contratación de la póliza y de las cuales no tenga conocimiento.

Información: El coste del seguro se obtiene de la información facilitada por el solicitante del mismo en general mediante la cumplimentación de formularios al efecto; es imprescindible la correcta cumplimentación de dichos formularios, pudiendo el asegurador en caso contrario a rescindir la póliza e incluso a rechazar la cobertura de un siniestro.

Ámbito territorial: Las garantías se extenderÁn y limitaran a las responsabilidades derivadas de daños sobrevenidos, dentro del Ámbito territorial de cobertura que especifique la aseguradora en las condiciones generales de su contrato.