1.-A los Tasadores Hipotecarios , que son profesionales que valoran un inmueble para que el mismo sea objeto de garantía en un préstamo hipotecario. A través de esta valoración el prestamista, normalmente una entidad financiera, sabe cuál es el valor del bien garantía del préstamo y cuál es el riesgo que asume con la operación hipotecaria.
Generalmente será un arquitecto o arquitecto técnico, y pertenecerá a una sociedad de tasación de bienes, que están inscritas en el Ministerio de la Vivienda. Las Sociedades de Tasación inmobiliaria tienen que ser sociedades anónimas con objeto social limitado a la valoración de todo tipo de bienes, empresas o patrimonios. Se les exige contar con una estructura mínima y tienen responsabilidad civil frente a terceros derivada de la actividad de tasación. Estas Sociedades de Tasación tienen que estar homologadas por el Banco de España, donde quedan inscritas en el registro oficial correspondiente. Están supeditadas a la supervisión del Banco de España.

2.- A tasadores inmobiliarios que no están obligados a inscribirse en una sociedad de tasación y sus informes abarcan:

  • - Valoraciones de inmuebles como activos para la inversión colectiva
  • - Análisis de la viabilidad económica de una promoción inmobiliaria
  • - Valoraciones del derecho de propiedad para proyectos de compensación y reparcelación
  • - Valoraciones del aprovechamiento urbanístico de terrenos para la realización de cesiones, permutas, transferencias, etc.
  • - Justiprecio de inmuebles para su expropiación forzosa o un Colegio Oficial.
  • Deben ser arquitectos, aparejadores o arquitectos técnicos, cuando se trate de valorar fincas urbanas o solares e inmuebles edificados para uso residencial, los ingenieros o ingenieros técnicos de la especialidad correspondiente.

    En cualquier caso, los tasadores deben ser arquitectos, aparejadores o arquitectos técnicos, cuando se trate de valorar fincas urbanas o solares e inmuebles edificados para uso residencial, los ingenieros o ingenieros técnicos de la especialidad correspondiente según la naturaleza del objeto de la tasación: un ingeniero industrial podrá tasar una nave industrial.
    La tasación inmobiliaria o valoración inmobiliaria realizada y firmada por un arquitecto técnico es válida para combatir o desvirtuar las valoraciones complementarias o paralelas realizadas por la administración autonomica en impuestos como el de Transmisiones Patrimoniales (ITP), el impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD) o en el impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD) e incluso instar la Tasación Pericial Contradictoria (TPC).